Antes de hablarte del aborto en cualquier ámbito, debemos responder las siguientes preguntas: ¿A qué nos referimos cuando te hablamos de aborto seguro? Porque es probable que haya diferentes opiniones en una misma conversación, pero también escepticismo, prejuicios, mitos y desinformación.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), el aborto es la interrupción de un embarazo cuando el producto no es viable fuera del útero de una mujer o persona embarazada. Muchas veces se cree que para tener un aborto seguro, el procedimiento debe ser realizado en una clínica u hospital por un profesional de la salud, sin embargo, desde hace varios años, puedes hacerlo en casa cuando así lo decidas.

Para empezar a hablarte del aborto en casa, debemos aclararte una de las dudas más comunes sobre el tema:

¿Cómo es posible interrumpir un embarazo con medicamentos?

Aunque se ha vuelto más común debido a la pandemia de Covid-19, el procedimiento de uso de drogas se lleva a cabo desde hace muchos años.

Actualmente, existen dos opciones para la interrupción médica de tu embarazo: un régimen combinado de misoprostol y mifepristona, o misoprostol solo.

El misoprostol es un fármaco absolutamente seguro, instruido y autorizado por la Organización Mundial de la Salud para interrumpir tu embarazo. El que tomes misoprostol puede hacer que tu útero se contraiga y que el cuello uterino se dilate, lo que puede eliminar los productos de tu embarazo en los próximos días. El procedimiento es no invasivo, es decir, no requerirás instrumentación clínica y no debes realizarlo en un hospital, centro de salud o por un profesional de la salud, y ademas, tiene poco riesgo de complicaciones.

La dosis recomendada de misoprostol para el procedimiento de tu aborto seguro consiste en tres dosis de 4 tabletas de 200 mcg cada una (para un total de 800 mcg por dosis) con un intervalo de 3 horas entre dosis.

Aunque el dolor puede ser relativo para ti, existen mujeres reportan dolor después de tomar misoprostol, que es similar a los cólicos menstruales, pero es más intenso y duradero, por lo que debes pueden tomar analgésicos como el ibuprofeno (400 a 800 mg) para comenzar el procedimiento. Toma naproxeno (500 mg) o ketorolaco (20 mg) una hora antes.

También puedes usar un termo en tu abdomen y tener un ambiente de apoyo (con alguien monitoreando tu proceso, ayudándote si surge alguna complicación, o si tienes que ir a la clínica; puedes contar con todo lo que necesites en el camino).

Por otro lado, si bien la evidencia clínica y científica sugiere que las complicaciones por misoprostol son raras, lo mejor es que estés preparada por si acaso, por lo que te recomendamos brindar los teléfonos de clínicas especializadas, organizaciones y/o redes de mujeres durante el embarazo.

¿Y funciona? La respuesta es sí

Varios estudios internacionales han demostrado que la tasa efectiva de misoprostol es del 84 % al 87 %, y la tasa efectiva puede alcanzar el 92 % entre las 9 y 13 semanas de gestación y menos de 8 semanas de gestación. Entonces, una vez que se tomes la decisión, cuanto antes la elijas, mejor.

El procedimiento se puede realizar sin supervisión médica hasta las 10 semanas de embarazo, a partir de la décima semana necesitarás la presencia de un profesional de la salud.

Gran parte del éxito del aborto en el hogar con misoprostol radica en tu conocimiento y confianza para interrumpir tu embarazo de esta manera.

Cuando usas misoprostol para un aborto, no solo tienes la libertad de tomar decisiones sobre tu cuerpo y tu futuro, también puedes elegir cuándo abortar y definir cuándo estás lista, tranquila, segura y acompañada, si quieres. preferir.

¿Cómo funciona?

En la mayoría de los casos, el misoprostol se te administrara 24 horas después de otro fármaco, la mifepristona, pero este medicamento es más difícil que lo puedas obtener y su venta está prohibida en muchos países.

El aborto también lo puedes hacer con misoprostol solo, pero la dosis varía y siempre depende de tu edad, peso y el estado avanzado de tu embarazo. Solo un médico puede decidir qué dosis es suficiente para que tengas un aborto seguro.
El misoprostol lo puedes tomar por vía oral o vaginal. En el primer caso, la pastilla la colocaras debajo de la lengua para que se extienda. Después de 30 minutos, puedes tragarla normalmente.

En el caso de la vagina, la pastilla la introducirás lo más adentro posible de la vagina y sigues los protocolos de higiene necesarios (manos limpias, etc.), y además debes permanecer tumbada durante 30 minutos hasta que se absorbas la pastilla.

Todos estos los realizaras en diferentes dosis y con frecuencias específicas según las indicaciones de tu médico.

Lo más reciente

Información relevante sobre el uso de misoprostol

Información importante sobre Misoprostol para tomar una decisión informada sobre la interrupción del embarazo

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestras asesoras están para resolver todas tus dudas.
👋 Hola, ¿cómo te puedo ayudar?