¿Puedo usar Misoprostol para que me baje?

Primero debes conocer que es el Misoprostol para hacerte esta pregunta y así tener en cuenta sus reacciones en el organismo, para conocer si se puede utilizar con este fin.

¿Qué es?

La OMS define al misoprostol (PGE1) como un medicamento comúnmente utilizado para tratar úlceras gástricas. Por lo tanto, en diversos países ni siquiera se encuentra indicado para aplicaciones en el campo de la obstetricia, como es la interrupción del embarazo.

Este medicamento también provoca una hiperestimulación del útero, produciendo, según la dosis que ingieras, fuertes contracciones uterinas.

La OMS considera que es el fármaco más recomendado a la hora de practicarte un proceso de aborto médico, gracias a su baja mortalidad asociada, ademas de ser un medicamento fácil de conseguir, conservar, administrar y es más económico que otros métodos.

¿Cómo funciona?

En la mayoría de casos, el Misoprostol se suele administrar 24 horas luego de tomar otro fármaco, conocido como “Mifepristona“, aunque esté suele ser de difícil acceso y su venta está prohibida en algunos países.

Tu proceso de aborto puedes realizarlo solo con el fármaco Misoprostol, pero la dosis cambia dependiendo de tu edad, tu peso y lo avanzado que se encuentre tu embarazo. Solo tu doctor podrá indicarte qué dosis será la adecuada para llevar a cabo tu aborto.

El Misoprostol puedes tomarlo por vía oral o vía vaginal. En el primer caso, la pastilla la colocarás debajo de la lengua para que se deshaga. Pasados 30 minutos, puedes tragar con normalidad.

Si es por vía vaginal la pastilla la introducirás por la vagina, lo más profundo que puedas y siguiendo los protocolos de higiene necesarios (manos limpias, secas, entre otros), y deberás permanecer tumbada durante 30 minutos hasta que la pastilla se deshaga.

Todo esto lo administraras en varias dosis y con determinada frecuencia que indicará tu médico.

¿Qué experimentaras?

El Misoprostol te provoca la maduración del cuello uterino, lo que hace que se te agrande y dilate. Sentiras contracciones en las paredes uterinas que te ocasionarán cólicos muy fuertes y sangrado. De esta manera es como se eliminará el tejido gestacional en forma de coágulos bastante grandes, relativamente del tamaño de un limón.

Puede ser para ti un proceso doloroso y desagradable.

El sangrado y la expulsión de coágulos continúa entre cuatro y seis horas luego de que te hayas tomado el Misoprostol, pero los cólicos pueden durarte uno o dos días y los manchados de sangre continuar varias semanas.

No es recomendable que llegues a tomar este medicamento para poder apresurar tu menstruación, puesto que este tratamiento puede provocarte una fuerte hemorragia que incluye coágulos relativamente grandes, lo que puede provocarte una descompensación. Es necesario que para tomarte dicho tratamiento te asegures de estar embarazada y vayas con un médico tratante para que te guíe durante tu procedimiento.

Otros síntomas que puedes tener son vómitos, fiebre leve, diarrea, mareos y cansancio. Para aliviar el dolor puedes tomarte ibuprofeno y otros medicamentos recomendados por tu doctor pero nunca aspirina, pues facilita la hemorragia.

Pasados unos días debes pasarte una cita con tu doctor/a para asegurarte que todo el tejido endometrio lo hayas eliminado por completo y el aborto se haya completado con éxito de forma segura.

Luego de un aborto, ¿Cuándo me llegará el periodo?

Tu ciclo menstrual comienza inmediatamente después de tu proceso aborto. Si no inicias con un método anticonceptivo hormonal, es probable que llegues a ovular de 2 a 4 semanas después de haberte tomado las pastillas para abortar (lo que significa que puedes quedar embarazada), y que regrese tu período de 4 a 7 semanas después de tomarlas. En algunos casos, la ovulación ocurre mucho antes, entonces existe la posibilidad de quedar embarazada inmediato después de un aborto si no usas protección. No debes asustarte si el período se retrasa o si llega a ser más abundante de lo normal, con más coágulos o incluso más ligero.

Tus niveles hormonales pueden tardar en estabilizarse después de tu embarazo, lo que significa que podrías experimentar irregularidades en tu ciclo menstrual. Si normalmente tienes períodos irregulares, tu período podría tardar hasta unas 12 semanas en volver. Esta es una de las razones por las que es importante verificar que tu aborto está completo, de modo que no te sientas nervios preguntándote si el extraño comportamiento de tu período significa que todavía estás embarazada. Podrías incluso considerar empezar a hacer seguimiento de tu período una vez que se inicie nuevamente, si aún no lo estabas haciendo. Para prevenir una infección después de tu aborto, no debes introducir nada dentro de tu vagina (ni siquiera tampones) por hasta 2 semanas.

Si visitas a tu médico después de tu proceso, puedes preguntarle sobre los métodos anticonceptivos disponibles para evitar otro embarazo no planificado.

Lo más reciente

Información relevante sobre el uso de misoprostol

Información importante sobre Misoprostol para tomar una decisión informada sobre la interrupción del embarazo

WeCreativez WhatsApp Support
Nuestras asesoras están para resolver todas tus dudas.
👋 Hola, ¿cómo te puedo ayudar?